Razones para que los pensionados invierta con criptomonedas

Razones para que los pensionados invierta con criptomonedas

invertir en criptomonedas

Se puede entender que cada generación posee una realidad y mercado financiero referencia, la de los pensionados no son las criptomonedas, aun así, ¿deberían invertir con Bitcoin? Hay especialistas que creen esto necesario.

Las criptomonedas garantizan una vida decente

El problema de los pensionados, alrededor del mundo, es que pasan a depender de las políticas de terceros o Estado, disminuyendo muchos sus ingresos. Con el mercado criptográfico estos no se volverán millonarios, si tendrán unos ingresos constantes.

Así se pueden evitar grandes catástrofes, en Japón la alta demanda disminuye lo obtenido con las pensiones. Tenemos que no todos, aunque tampoco una cantidad minúscula de pensionados, realizan un crimen, como el robo a una tienda.

Sus motivos no son por falta de educación y temas relacionados, sino que en la cárcel tendrán estabilidad económica, algo que no pasa si estuvieran libres. Voy con Venezuela, la pensión da unos ingresos muy insuficientes.

Por otra parte están abandonados por sus familias, las crisis en Venezuela han originado que muchos habitantes se hayan ido del país. A eso le agregamos que algunos, no todos, tienen un analfabetismo digital, de forma parcial o completo, dejándolos en una mala situación.

Las criptomonedas no tienen edad

Pongamos que tenia 18 años en el 2009, cuando se creó Bitcoin, para el 2050 estará a punto de ser un pensionado, con 59 años. Si este mismo año invirtió con ese criptoactivo teniendo más edad, ya estará en su vejez económica.

El mercado criptográfico en el futuro y presente, para quienes ya cobran pensión, es una alternativa económica real. Se calcula que en el 2050 los mayores de 60 años representaran un 22% de la población mundial, porque se ha incrementado la expectativa de vida.

Para entender mejor porque Bitcoin y los altcoins son una alternativa actual y a futuro para las pensiones, quien la recibe no se encuentra activo en la parte laboral, así que su pago depende de las políticas que garantizan sus ingresos.

En el pasado ningún país presentaba problema con esa política de Estado, el presente es distinto. Tomemos como ejemplo a Japón y España, antes podían asegurar que todos sus pensionados iban a tener unos buenos ingresos.

En la actualidad sus respectivas políticas de pensión no son rentables, ni para quienes la reciben y los que están encargados, corriendo el riesgo de que dejen de funcionar, o se vuelvan inestables con cambio de empresas y más.

Los pensionados poseen varios problemas: en el aspecto social y biológico se vuelven incomodo para la sociedad, son más vulnerables a la dependencia por enfermedad, invisibilidad y abandono, eso se profundizan con sus menores ingresos.

Eso ocasiona una red de problema, si sufren alguna enfermedad deben procurarse sus remedios sin olvidar la alimentación.

Las criptomonedas versus la economía tradicional

No podemos generalizar, así como existen pensionados que no se prepararon para soportar los problemas a futuros, si hay quienes se prepararon. Estos ahorraron negociando propiedades, invirtiendo con Forex, inmuebles, fondos de ahorros propios y más.

Aquí es donde el mercado criptográfico se vuelve rentable, ya se han propuestos que los fondos de pensión se paguen con Bitcoins. Si se emplean los criptoactivos serán mejores los ingresos a los gastos.

Los pensionados y Bitcoin

Podría parecer una relación contradictoria, aunque no es así, sigue siendo verdad que la educación criptográfica muchos países no la han alcanzado, incluso algunos prohiben el mercado criptográfico.

Por otra parte tenemos que en los Estados Unidos dos fondos de pensiones aceptaron que se invirtieron con Bitcoin, en su negociación con Morgan Creek Digital, por unos  40 millones de dólares, tomando como base a la criptomoneda original.

Los criptoactivos poseen la ventaja de que son muchos menos susceptibles a las informaciones políticas y económicas, así como posee una falta de correlación con otros mercados financieros.

El principal problema para que los pensionados ahorren con criptomonedas no es poder, es querer. No solo deben aceptar la tecnología, tienen que perderle el miedo, Bitcoin es para su bien, obtendrán más ingresos que gastos.

En un futuro es muy posible que los pensionados tengan ingresos por los criptoactivos, el reto son los actuales, siguen confiando en la economía tradicional a ciegas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *